Tierra, trágalos

by KLAUS&KINSKI

supported by
Jother
Jother thumbnail
Jother Check out track "Ya estaba así cuando llegué" which is a world class indie pop song Favorite track: Ya estaba así cuando llegué.
/
1.
Es una duda razonable, es mi sagrada presunción, yo no lo entiendo cuando dices que lo que hago es lo peor. es cierto en un sentido futurible, porque es un juicio temporal, así que respeta el presente y no me juzgues tan mal, ni tan mal, pecado no hay si no se ve, no puedes inculparme, ya estaba así cuando llegué. Radares fijos en la carretera, controles de veracidad, como en verano cuando nieva, con una mano delante y la puñalada por detrás. Abracadabra, este el plan. Abracadabra, menudo plan. Abracadabra, este es el plan.
2.
Mamá, no quiero ir al colegio porque hay gente y no es para mí. Mamá, no quiero levantarme porque no me quiero morir. Madre, porque soy cobarde y mi intención es la de huir. Mamá, yo no quiero crecer y ser adulto y trabajar. Madre, ni comprometerme con la vida en general. Mamá, no quiero trabajar. Mamá, ni responsabilidad. Mamá, no me quiero levantar. Déjame, yo me quedo aquí a dormir. O convénceme de lo bien que todo me va a ir. Mamá, no quiero esforzarme para a las chicas gustar. Mamá, no quiero hacerme viejo y que no haya marcha atrás. Madre, no quiero ser valiente y poderme equivocar. Mamá, yo no quiero morir. Mamá, yo no quiero sufrir, Mamá, déjame dormir ya. Déjame, yo me quedo aquí a dormir. O garantízame que nunca me voy a morir.
3.
No me gusta que me puedan mirar, ni ser el centro de atención. No me gusta que me puedan juzgar, ni causar admiración. No me gusta que se pueda criticar, si el que critica no soy yo. Prohibiría que me quisiesen querer, y que me odien también. No soporto la obligación de tener siempre una opinión, ni quiero tener que reflexionar antes de empezar a hablar. No soporto que me puedan soportar, ni que me quieran insultar. Ay, qué bien, a ver si te oímos cantar, re si re mi la, o lo que quieras. No me gusta que puedas escuchar. No me gusta que me puedas escuchar.
4.
La banda que empieza a tocar, la gente baila y se bailan las ganas, las de esperarte como un perro fiel atado a tu portal. A la verbena te vengo a buscar, lo que te traje te lo vengo a dar, pena de traje que traje esta noche, se acabará por manchar. Acuéstate, que esta higuera sombra da, que en los recodos del camino se aprende cómo se curte una piel; se aprende pronto a coser y a cantar, a zurzir y a enhebrar, a prometer y a olvidar. Te dije “traje de luz, envidia de la solana, la sombra y el sol, juntos allá donde vayan”. Y la trompeta completó lo que la noche comenzó. De tanto y de tanto emborrachar, un piano nos enseñaba el miedo, que la espuma que trae la brisa del mar se acabe por marchar. Cuando la orquesta se pone a tocar, la gente baila y se baila la piel, y las comadres murmuran ajenas a nuestro carnaval; bailando bailan tu frente y la mía, en otro pasodoble están; bailan de cerca la sangre y la sed, de lejos baila la fe y en medio bailan tú y yo.
5.
Fui creciendo con el gran capital, fui creciendo hasta una altura normal. Adolesciendo como una sociedad financiera, abriéndome al mercado y a la sexualidad. Pero es que hoy la madurez me ha revelado un grave conflicto moral. Adiós al capital, creo que me voy a quitar, me voy a esforzar, y puede que encuentre una nueva organización para la gestión de los medios de producción. Yo no quiero transgredir la ley para hacer revolución, sino que me reconozcan libertad, libertad de elección económica. Sin mano invisible que me quiera acariciar, ni tuya, ni mía, ni de los demás. No hay posición sin contradicción, y en esas son en las que yo me quiero quedar. Adiós al capital, creo que me voy a quitar, lo verás, nunca más. Soy funcional, soy ser social, racional como los demás que fueron creciendo con el gran capital, a ver si al fin desaprendo a ser bestia voraz, pues es que yo ya me cansé de todo deporte y de toda competición. Adiós al capital, creo que me voy a quitar del capital, y puede que no vaya tan mal, ya verás, esta vez sí que lo voy a dejar, de verdad, como el que se hace viejo.
6.
No, no hables de sentido, no tiene sentido, esta realidad no tiene forma. Si salgo a pasear, me puedo entretener, me puedo olvidar quién soy, de dónde vivo y dónde estoy; y si me salen a buscar, se lo podrían ahorrar, no sé si habrán pensado si verdaderamente es eficaz, si realmente importará que haya uno, siete o veinticinco más, puesto que a esta realidad yo no le veo la forma. No, no hables de sentido, no tiene sentido, esta realidad no tiene forma. Si salgo a pescar, y al recoger sedal me acercara tanto al agua que mis pies se pudieran mojar, no sé si importará, y lo siento de verdad, no sé si es relevante, trascendente o es vital que me los ponga a secar, quitarme la ropa o incluso ponerla a lavar, puesto que a esta realidad yo no le veo la forma. No, no hables de sentido, no tiene sentido, esta realidad no tiene forma. No, no digas que es absurdo, pues claro que todo es absurdo, eso intento explicar, ¿me estás escuchando o no? No, no hables de sentido, no tiene sentido, esta realidad no tiene forma. No, no digas que es absurdo, pues claro que todo es absurdo, eso intento explicar, si esto importa algo.
7.
De las emociones humanas, de las que tengo controladas, las que no y las que aún me faltan por experimentar, la que ahora está en portada del suplemento de mi sistema nervioso central es la que no voy a decir, dedúcela, y desintégrate, explótate, sé que esforzándote, sé que aún vas a hacerlo peor, y desubícate, castígate, y fosilízate, y por supuesto bien lejos de mí. Viva el odio que es mi tierra. Sabrás que me has infravalorado, no debía de ser tan horrible ni hacerlo tan mal, lo dice un diploma que mi madre ha colgado orgullosa en el cuarto de estar. Tú di que sí, tú di que sí, sigue esforzándote, sigue en tu plan, sigue queriéndote, provocando mi arcada vital, recomendándote la extremaunción, habilitándote un trienio de incapacitación. Tú, ve y desintégrate, explótate, sé que esforzándote aún vas a serlo peor, y desubícate, castígate, ven y humíllate, no ves qué bien, no ves qué bien, ha quedado el universo sin ti.
8.
Crees que no hago más que quejarme y odiar, y eso es muy cierto, pero aún falta más, es necesidad. No has pensado que el odio es un raíl, que me impide salirme de mi dirección, y tengo la obligación de caminar recto hacia donde voy. Pero parece que no tienes el día muy bien, como para que te vengan a aleccionar y a marear con moralidades. Yo ya sé que no estás de humor para esta conversación, así que déjalo y vamos a bailar, venga, saca el champán, venga, y los martinis.
9.
En el patio jugando hay un niño muerto. Y se baja a la calle, ay qué niño muerto. Y se junta con otro para firmar un importante tratado internacional. En la rampa que sube escupen los viejos, en la escalera que baja se cagan los perros, fronteras delimitadas para administrar el espacio vital por consolidar. Y yo estaba allí y estaba el Cid, San Agustín y Napoleón. Y estabas tú, y tú también, hasta que al fin el estado se desmembró y se hundió. No juguéis al balón, siempre grita el portero, intento de agresión (de estado). Y estaba él, y ella también, y estaban más que ahora no sé. Y había un rey que luego fue, algo después, emperador. Y estabas tú y tú también, hasta que al fin el estado se desmembró y se perdió.
10.
Llegue el deterioro lento y cruel de las fibras, de la carne, de la piel. Pasen a cobrarse el pagaré de la cuarta, quinta o sexta madurez. Venga a quedarse la invalidez, la torpeza, la indecencia y la vejez. Porque llega Saturno devorador de desidia, desencanto y de rencor. Eso nos va a importar más bien menos que más. Nos va a importar menos que más, porque algo nos tiene que consolar. Se va a pasar igual de mal, pero algo nos debería consolar. Pase la angustia y la soledad, los domingos, el deporte y madrugar. Vengan ya, rutina y enfermedad, el paseo a media tarde y la maldad. Ahora nos va a importar más bien menos que más. Nos va a importar menos que más porque algo ya nos debe consolar. Se extinguirá la curiosidad, pero hay algo que se vino a quedar. Se fundirán las luces de Navidad, pero algo aún brillará en la oscuridad. Y todos se marcharán al centro comercial, pero algo no nos va a dejar jamás.
11.
La tengo en la cabeza, la tengo en un altar, la tengo entre las piernas, la tengo cerca porque la han traído en coche sus papás. Te quedan bien las frases hechas, (pues nada, aquí estamos) te queda bien el pantalón, (es del Mango) te queda bien la barra libre, te (me) queda bien todo el conjunto humano así en general, no necesitas esforzarte apenas sabiéndote la más guapa del universo universal. "Ay, qué dolor. Ay, qué dolor, si te cambiaras por mí... para volverme la cabeza y poderme rechazar y cuando me veas en clase disimular." Viva el vino manque pierda, (todos los papeles) viva el santo garrafón, lo destilan los valientes, hasta parece fácil que se pueda en esta ocasión encontrar un tema de conversación. "Ay, qué dolor. Ay, qué dolor, si tú pudieras sentir... el aliento insoportable intentando impresionar, una mezcla poco original de humor y sinceridad, vas (voy) muy mal, perdona, voy con mi amiga a bailar." "Cambiemos los papeles, invirtiendo el rol, sólo un poco y me vuelves pronto a entregar la personalidad, que mañana he vuelto a quedar."
12.
Ley y moral 04:48
Cuál es el patrón, el marco de regulación, entre tú y yo. Hay que deconstruir, habrá que subdividir para conocer si están bien las cosas o son como están, como deben estar. Hay que diferenciar entre lo que vamos a hablar y lo que vamos a callar, lo que vamos a querer y lo que nos vamos a atrever, lo que puede ser, lo que está de más , lo que podemos reprochar, lo que nos va hacer dudar. Hay que diferenciar entre Ley y Moral, Habrá que redactar el manual de la verdad, si no has encontrado las tablas de Moisés, es lo que nos va a quedar. Quién dicta esa ley, y quién dice qué está bien o qué está mal, y quién dice la verdad. Hay que diferenciar entre Ley y Moral.
13.
Nos lo vamos a gastar hasta que sólo quede el hueso, porque no nos va a quedar poco, mucho o ningún tiempo. Y ya no habrá ningún plan más. Lo que tienes te lo tienes que gastar. Lo que gastes lo tienes que derrochar. Lo que quede se tiene que evaporar. Porque es el último de tus días. Porque es el último de mis días. Y en la fiesta, la fiesta con fin, perdiéndose toda mesura hasta el amanecer, y al amanecer, cuando ocurra la explosión, en el centro, abrazados, tú y yo. Porque es el último de tus días. Porque es el último de mis días. Porque es el último de los días. Porque sabías que ocurriría.
14.
Desidilio 04:39
Qué felicidad, toda la noche sin parar, todo el tiempo que he pasado esperando, y por fin. Qué bien se está, incluso me atrevo a bailar, y cuando cerraron todo festival, fuimos a buscar algún lugar, y estaba claro. No puedo olvidar, sentados a la orilla del mar, me miraste y dijiste que me ibas a decir lo que tanto tiempo había esperado oir: "Escúchame, es por tu bien, olvídate de mí, de mí, pero nuestra amistad es de verdad, de verdad, (no te confundas) pero has de olvidarte (que quede claro) de mí, de mí, de mí de mí."
15.
Te quiero partir la camisa y con un rayo también a ti. Te quiero dorar cada píldora y el agua bailar. Te quiero abrir de punta a punta y te lo quiero hacer mirar. Te quiero meter en el ajo y quitarte lo bailao. Porque no hay más cera que la que arde y el que arde soy yo. Lo pienso aunque esto no lo diga, lo digo aunque me arrepienta a la vez, eh, eh, eh No, entendiste mal, no pienses que con esto va algo a cambiar entre tú y yo, yo ya me he olvidado, ¿tú no? Me vas a perdonar entre otras cosas por decirte la verdad, pero es que con, con esta luz y este disco se me olvidó la realidad. Lo siento, no sé ya lo que digo, te juro que no vuelvo a beber, eh, eh, eh, No, entendiste mal, no pienses que con esto va algo a cambiar entre tú y yo, yo ya me he olvidado, ¿tú no?

about

Lo primero que imaginé al conocer el título del disco... fueron aquellas viñetas de un ejemplar cualquiera de El Capitán Trueno (¿será ésa la fuente de inspiración?), nuestro héroe se veía acosado por los rufianes y blandiendo su espada luchaba en inferioridad y mientras se liberaba de éste o aquel a golpe de mandoble exclamaba con admiraciones “¡¡¡Tierra, trágalos!!!”... (Alex y Marina seguro que son devoradores de cómics). Así comienza la info de este disco que firmó Julio Ruiz (Disco Grande, Radio 3) y que continúa del siguiente modo...

Pues bien, la versión en CD de “Tierra, trágalos” la integran catorce canciones, grabadas a finales del año pasado en el propio estudio de Alex con el apoyo de Antonio Illán como técnico de sonido. Y junto al dúo dirigente (Marina Gómez Carruthers, voz, y Alejandro Martínez, guitarras), completan la formación Paco Martínez en el bajo y Antonio de Vicente en el teclado y secuenciadores. Ellos son Klaus & Kinski, uno de esos ascensos a primera línea del territorio indie, la excepción de la regla que sacude alborozada el estado de las cosas en ese mundillo tan nuestro. Una historia con final feliz que apenas data de hace dos años, en el transcurso de los cuales fue tal la catarata de elogios (que se hace extensiva a distinciones por parte de la prensa, entusiasmo por parte del público y, claro, buenas ventas) recibida por el álbum “Tu hoguera está ardiendo” (Jabalina 2008), que para calmar las ansías de nuevas canciones publicaron el mini CD “Por qué no me das tu dinero” apenas medio año después (Jabalina 2009). Para quien se quedara sorprendido y enganchado por la intensidad de las guitarras de “Lo que no cura mata”, la delicadeza de “En la cama”, el rockandroleo de “Rocanrolear”... claro está, el clímax de “Nunca estás a la altura”, la distinción de “El Cristo del perdón”, el arrebato del bolero “Mengele y el amor” y así sucesivamente (todas ellas incluidas en “Tu hoguera esta ardiendo” -Jabalina 2008-)... este segundo álbum en la carrera de Klaus & Kinski es otro catálogo de cómo tocar todos los palos haciendo gala de un eclecticismo soberbio y descarado y apropiarse del molde. La nueva entrega de los murcianos (generosa en duración, pues casi todos los temas están en torno a los cuatro minutos y pico) se abre con la contundencia de “Ya estaba así cuando llegué”, marcada por esas bases que les caracterizan y de ambientes y contrastes que la emparejan con “Ley y moral”, el hit elegido como primer vídeo promocional del disco.

Dos “temazos” llenos de sombras alargadas en los que Marina ejerce de vocalista susurrante antes de que entre la tormenta guitarrera. Acto seguido, podría ser que Devendra Banhart o la Incredible String Band se hubieran escapado para acompañar la proclama-deseo infantil de “Mamá, no quiero ir al colegio” en clave incluso vaquera. De la misma familia, pero en el otro extremo del disco, con oleadas de clima surfero, que transmiten paz y relax, son las noticias que nos trae “El fin del mundo”. Pero el volteo al tema country viene de inmediato cuando el espíritu de OMD o A Flock of Seagulls -¡qué resultón ese sinte tan ochentero!- toma posesión en “Brilla como una estrella”. Atención!!! Porque a la altura del corte 4 está el momento insólito –bueno, tratándose de ellos, no, quizás no- con la entrega “real” de esa maravilla titulada “El rey del mambo y la reina de Saba”. Ahí queda una copla, con todos los ingredientes y profusión instrumental, para la posteridad –Almodóvar, ¿dónde estás?... que aquí tienes canción de futura banda sonora- con Marina, travestida de Juanita Reina o Lolita Sevilla. No es el único flash retro. Porque, con un título como el de “Carne de Bakunin” –ojo que Woody Allen también podría pescar aquí...- ¿quién imaginaría se esconde un homenaje al afamado anarquista en clave swing, medio music-hall, medio canción popular de las estepas rusas? Claro que, en el extremo opuesto de la mesa política, hay otro “invitado” (Hitler) que empieza su discurso mientras le secunda un piano que abre paso a la bossa “Deja el odio para después de comer”. Profundizando en esta temática social, que hay compromiso y mensaje trascendente se nota en la solemnidad, a golpe de cuerda, que adorna la folky “Los niños muertos y la decadencia política” (otra canción y otro título para enmarcar).

Pero hay más: teclados infecciosos que se empeñan en taladrar el muro de guitarras levantado por Alex en “Eres un sinvergüenza” o que se hacen más ruidosas aún en “Luego vendrán los madremías” recordándonos a aquellos Stereolab del 96, la incitación a la pista de baile –por un momento las luces de neón y las lentejuelas parece que nos deslumbran en una boite de los 70’- con la italo-disco “Forma, sentido y realidad” que unas Baccara hubieran convertido en “number one” en medio mundo y el toque de funky de “Sobria y serena” (¿será posible que se hayan “atrevido” a hacer un disimulado homenaje a Sonia y Selena aquellas que hace años “bailaban toda la noche”?) premeditadamente histriónico en su inicio “made in the Bee Gees” de “Saturday night fever” que por arte de magia ellos transforman en una suerte de Mika vs Jamiroquai. El último corte y un perfecto cierre del disco lo pone “Desidilio”, (toma ya, de nuevo, juego de palabras entre “desidia” e “idilio”) que podría ser pariente cercana de “Sintigo o sin ti” (incluida en su disco de debut), que sirve para volver a dejar las cosas en su sitio... Porque esta vez lo han vuelto a hacer. Se abre el catálogo y hay de todo, de casi todos los estilos. Así de camaleónicos pero con firma personal e intransferible son Klaus & Kinski. La pregunta para el futuro es: ¿qué palo les queda por tocar?

credits

released April 15, 2010

JAB-2049 CD Digipak / LP 12"

Enjoy Jabalina Música on:

Jabalina Música Website: www.jabalinamusica.com
Jabalina Música Store: www.jabalinamusica.com/tienda/tienda.php
YouTube Channel: www.youtube.com/user/JabalinaMusica
Facebook: www.facebook.com/JabalinaMusica
Twitter: www.twitter.com/jabalinamusica

license

all rights reserved

tags

about

Jabalina Música Madrid, Spain

Indie Pop Music "Made in Spain" Since 1994

jabalinamusica.com

youtube.com/user/JabalinaMusica

facebook.com/JabalinaMusica.Fans

twitter.com/jabalinamusica
... more

contact / help

Contact Jabalina Música

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

If you like Tierra, trágalos, you may also like: